NUEVAS TECNOLOGIAS DE LA INFORMACION COMO HERRAMIENTAS PARA PROFESORES UNIVERSITARIOS

------------------------------------------------------------------------

Dr. Orlando A. Moreno.

E-mail: omoreno@hotmail.com

URL: http://members.tripod.com/omoreno

------------------------------------------------------------------------

Este trabajo se realizó el 16-09-97

Importancia de las Tecnologías de la Información (TI)

Los continuos avances tecnológicos han producido un gran impacto en todas las sociedades del orbe. Este choque ha sido mayor en Latinoamérica y particularmente en su ámbito universitario. La era de la agricultura protagonizó durante diez mil años su presencia como vía para plantear cambios en el orbe antes de cederle el puesto de vanguardia a la era industrial. La era de la telemática con apenas cuarenta años de presencia consolidada se ha impuesto en el escenario mundial y ha logrado su liderazgo. Después de la II Guerra Mundial se diversificó el conocimiento en una variedad de especialidades; hoy, se publican aproximadamente dos millones de artículos científicos por año en ochenta mil fuentes, lo cual ha obligado a la humanidad a buscar tecnologías para procesarla, ordenarla, almacenarla y difundirla.

Los continuos progresos en el mundo de la telemática, ha hecho que la cantidad de información se duplique cada cinco años y pronto lo hará cada cuatro. El reto que tienen planteado los profesores universitarios es el de orientar a sus estudiantes acerca de cuáles informaciones seleccionar, procesar y adaptarla a sus investigaciones o trabajos. Esto con el fin de que el estudiante no pierda tiempo valioso en la selección e interpretación de la información y se afecte con lo que se ha llamado el "síndrome del cansancio informativo", producido por la avalancha de información existente, sin saber cuál obtener y procesar.

Los cambios han sido de tal magnitud, que es obligante pensar en un proceso de reingeniería en el ámbito de la educación, que permita entregar la información en el sitio que requiera el estudiante, sea en su hogar, trabajo o universidad. Es que en la actualidad, si se posee los requerimientos mínimos tecnológicos en el nivel de hardware y software, no es necesario salir de la casa de habitación para tener acceso a las mejores bibliotecas de los grandes centros de información mundial. Es decir, ya no hace falta visitar bibliotecas como recintos cerrados tal como las que aún sobreviven en universidades nacionales venezolanas. Con el tiempo, los libros de texto, tendrán que ser sustituidos por enciclopedias y grandes cantidades de información en áreas específicas de conocimientos, almacenadas en discos compactos, cuestión que ayudaría a abaratar los costos de los grandes textos que se utilizan hoy día en carreras universitarias, como Medicina e Ingeniería entre otras.

Con estas tecnologías el estudiante tendrá la suficiente libertad para definir su propio estilo de aprendizaje y en lugar de apoyarse en actividades unidireccionales de aula y de los denominados libros de textos, tendrá a su disposición una fuente amplia de recursos que contribuirá al aprendizaje innovador durante toda su vida. Los facilitadores (o mediadores) tendrán ahora que orientar a sus estudiantes en la selección adecuada de Datos, Información y Conocimientos (DIC), ante la superabundancia de información disponible, para evitar un consumismo desenfrenado e irracional. El Dr Eduardo Moros, investigador venezolano que trabaja actualmente en la Universidad de San Luis ha manifestado que"el flujo de información tan rápido e intenso al cual estamos sometidos hoy en día, nos puede formar la idea de que poseemos sabiduría cuando en realidad lo que tenemos es sólo información". (Moros; 1997; p2).

La telemática trajo al mundo el reino mágico de la realidad virtual al reemplazar los núcleos atómicos por bits pero algunos han manifestado (Orantes; 1997; p1) que ha sido el cambio más profundo desde que Gutemberg inventó la Imprenta. En el caso de las nuevas tecnologías es conveniente distinguir las llamadas ventajas reales de las aparentes. Esto traduce la idea de que se debe incorporar en las instituciones de educación del país, los conceptos elementales de computación. Aún en muchas de las instituciones de los primeros niveles e incluso en algunas universidades, no existen los elementos básicos para impartir una buena educación tradicional; en algunas, la existencia de máquinas mecánicas de escribir es casi nula. En el nivel de universidades, es perentorio la necesidad de utilizar la computadora como elemento básico en el quehacer cotidiano de todo profesor e investigador. A pesar de que el progreso es para utilizarlo en provecho de mejorar las condiciones actuales de trabajo, todavía en muchos casos es inaccesible, lo que conllevaría a expandir la brecha tecnológica entre los países industrializados y los menos adelantados, entre éstos, los de la región latinoamericana. Todavía se puede plantear más. ¿Qué mecanismo de convicción utilizar, para que los líderes y gobernantes que tienen el don de tomar las decisiones más convenientes para el país, entiendan que tal como están funcionando los medios masivos de comunicación, como son la radio y la televisión, estimulan más los antivalores y se apartan de su papel ductor de la juventud y de la formación social?. Es decir, la comercialización y el afán de lucro desvían la función social de dichos medios.

Con la aparición de estas nuevas tecnologías hasta el concepto de educación tiende a cambiar. "Educación es un proceso individual y colectivo al servicio de la continuidad, la actualización y la renovación de una determinada cultura".(Ladriere; 1978; s/p). Básicamente, la educación significa la preparación del individuo para la futura acción del mismo en la sociedad aunque a decir verdad, en la práctica se observa que muchos sistemas educativos atornillados a una realidad que ya se agotó, que es obsoleta. Y es que el hipercrecimiento de la información disponible en el ciberespacio está afectando duramente a vastos sectores de la sociedad. Hoy, se hace énfasis una vez más, el asunto en cuestión es la existencia de demasiada información disponible para escoger, de acuerdo a las necesidades y utilidad para el profesor universitario.

También es importante señalar, que ninguna de las nuevas tecnologías reemplaza al profesor. Antes por el contrario, se requiere un docente conocedor de su asignatura que administra pero con una formación tecnológica simultánea, que le permita desarrollar competencias a fin de usar las mejores combinaciones de estrategias educativas para el logro del aprendizaje innovador. La nueva realidad mundial exige un facilitador con cualidades y condiciones distintas de las del facilitador tradicional, que descansaba exclusivamente en la clase expositiva y en los recursos de la memorización. En conclusión: El docente formado así, planteará relaciones distintas con sus participantes y estará preparado para tomar decisiones instruccionales más complejas que las que tomaba en el pasado.

"La llamada Superautopista de la Información, no es más que un conjunto de modernas tecnologías que permiten la distribución electrónica de texto, video, datos y voz, a través de gigantescas y numerosas redes de telecomunicaciones. Internet, Bitnet, Hipertexto, Hipermedios, Worl Wide Web, Correo Electrónico, Foros de Discusión, Listas de Interés, entre otras, son apenas algunas de las muchas vías de este ultramoderno mundo de la información, en el cual las fronteras de espacio y largas distancias no representan limitaciones para interactuar a través de la comunicación, la cultura, el entretenimiento y la educación. No obstante, lo más importante es que estas nuevas opciones son potencialmente más populares para el uso individual que la radio y la televisión, "al tiempo que rompen el tradicional aislacionismo de los campus universitarios y modifican sustancialmente la naturaleza fundamental de la educación superior". (Casas; 1997; p5).

A pesar de que algunos investigadores (Popovsky; 1994) han manifestado que hoy nos encontramos sumergidos en un océano de datos y no en una explosión de conocimientos, se puede afirmar que estamos en un mundo especializado creado por una explosión de información. Simultáneamente, Scriven, (1981), ha dicho en forma contundente: "Información no es educación; información no es necesariamente conocimiento, aunque el conocimiento se basa en la información". Lo que es innegable es que la información crece con mucha rapidez, lo que implica que los nuevos conocimiento se acumulen, modifiquen y converjan en la afirmación de que todo conocimiento es relativo y más aún, temporal, y que mucho de lo que era absoluto, ya no lo es. El nuevo siglo, será el siglo de la información, la cual está aumentando a un ritmo superior en relación a los recursos para captarla, por lo que surge la expectativas acerca de qué caminos tomar, qué campos penetrar, qué metas trazar. La universidad debe dedicarse a enfrentar esta realidad que la afecta como totalidad. No obstante, lo más importante es afrontar el cambio constante y aprender a redimensionar los conocimientos.

Colette Siwka, (1997) desde la Gerencia de Información Técnica de Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas (CONICIT) en Venezuela, ha manifestado la necesidad que tiene dicho organismo de colocar la ciencia y la tecnología al alcance de la sociedad y crear simultáneamente una cultura de la información. Siwka, ha explicado que se está impulsando la creación y uso de redes telemáticas que faciliten un acceso rápido y eficiente a la información necesaria que ayuden a desarrollar actividades de investigación. Así puede generarse un trabajo organizado enfilado al desarrollo de líneas de investigación que puedan ayudar a consolidar una posición de vanguardia en la estructura científica universitaria. Todo esto ayudaría a propiciar una cultura societaria que permita el óptimo aprovechamiento de las oportunidades que ofrece el uso adecuado y consciente de la información y el conocimiento.

En este sentido es conveniente, hacer referencia al caso de Malasia, país que tiene prisa por realizar un trabajo planificado hasta el año 2020, en relación a la toma de decisiones para establecer el uso de las tecnologías de la Información (TI) como tecnologías y servicios de aprendizaje avanzado. El honorable Primer ministro Dr Mahatir Mohamad, quien es el Presidente del Consejo nacion

------------------------------------------------------------------------

Dr. Orlando A. Moreno.

E-mail: omoreno@hotmail.com

URL: http://members.tripod.com/~omoreno/resume.html

------------------------------------------------------------------------





Make your own free website on Tripod.com